Cuando observo y escucho a la naturaleza, y me introduzco en ella me siento el ser más feliz del universo.
A día de hoy no puedo confesar un sentimiento más puro. Algún otro hay que se acerca.

Luego están todas esas cosas que me recuerdan que soy una humana “moderna”. Y se han creado “costumbres” en esta especie que a veces no entiendo.

Pero yo no he venido a otra cosa que a vivir a mi manera.
Y quiero serme sincera.

Que no se me olvide.

pluma-lidiam-art