Nada es casualidad

“Ninguna ni ninguno de vosotros está aquí por casualidad”

Así comenzó la charla aquella mujer.

El pasado veintitrés de febrero asistí en una charla de coaching, centrada en la gestión de las emociones. Por casualidad. O al menos eso creí al principio. Resulta que yo me dirigía esa tarde al taller de cerámica, y al entrar vi un cartel que anunciaba una charla gratuita en la sala de al lado. Yo ya había oído hablar de este método, y algo había leído, y como me pareció oportuno entré a investigar. No voy a hablar de lo que aprendí, o de todo lo que me hizo pensar. Eso lo dejo para que tú también investigues, si es que te atrae. Porque se lo recomendaría a mucha gente.

Pocos días después pasé por una experiencia incómoda, que me hizo reflexionar sobre cómo quería seguir viviendo.

En nuestra vida, en la de cada uno, siempre hay señales, siempre hay barreras, siempre hay acontecimientos que marcan un antes y un después, o el final o el principio de una etapa. A veces creemos vivir situaciones que no tienen sentido. Pero para todo hay un camino. Con frecuencia, las emociones, hacen que actuemos precipitadamente, sin pensar.

Nuestro camino está lleno de señales. Cada día. Y dependemos de nuestra experiencia, que no es otra cosa que sabiduría, para interpretarlas y continuar hacia adelante. Poco a poco, gota a gota, seremos capaces de ir llenando nuestro propio vaso. Porque al final de cada aventura, algo siempre acaba encajando.

coaching

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s